Orientación

Si le llama la atención lo que hacen los radioaficionados y le gustaría unirse a ellos pero no sabe por donde empezar… llego al lugar apropiado. Si quiere orientar a un amigo interesado… siga leyendo.

¡Bienvenido al nuevo mundo de las comunicaciones!

Millones de personas alrededor del mundo disfrutan de este pasatiempo. Quizá luego de leer esta página usted se interese en la radioafición y quiera unirse a nuestra gran familia. En los Estados Unidos y Puerto Rico, cualquier persona puede obtener una licencia del “Servicio de Radioaficionados” que expide la Comisión Federal de Comunicaciones. No hay limitaciones de edad, sexo, ciudadanía o raza. La única restricción es NO ser un representante oficial de un país extranjero (Cónsul , Embajador, entre otros.)

Es fácil, niños hasta de 7 años de edad, padres y madres, jóvenes y no tan jóvenes han aprobado los exámenes y hoy disfrutan del pasatiempo más interesante y versátil que existe. Es posible que su escuela tenga un club y celebre un “School Club Roundup”. Consulte con su maestra y participe de esta interesante actividad.

¿Qué es “ham radio”?

Es muy probable que usted haya oído hablar de la radioafición o “Ham Radio” y le haya traído curiosidad por saber que se trata. Algún amigo o familiar le ha hablado de los “kp4”, pero no está seguro de que exactamente es la radioafición. Trataremos de explicarle brevemente lo que es el Servicio de Radioaficionados a que se dedican los radioaficionados y por que lo hacen y le daremos una idea de la historia detrás de esta afición.

Desde mi punto de vista la radioafición se divide en tres intereses principales que ya se han convertido en tradición entre los radioaficionados. Su participación en una o en todas ellas les provee participación y crecimiento en el pasatiempo. Todos van a la raíz de la historia de la Radioafición, tan lejos como hasta el mismo Marconi.

Interés en el envío y recepción de mensajes

La transmisión de mensajes usando las ondas de radio fue el motivo primordial de la fundación del la “Liga Americana de Radio” conocida como ARRL. Es una organización sin fines de lucro que hoy día representa el interés de los radioaficionados en los Estados Unidos y Puerto Rico. Al comienzo de los años 1900, el arte de la radiocomunicación estaba en pañales. Era posible transmitir mensajes a cortas distancias solamente. Los radioaficionados organizaron lo que llamaban “redes de trafico” para relevar los mensajes que debían llegar a lugares lejanos. Gracias a las redes de tráfico los mensajes llegaban de costa a costa en unas pocas horas en vez de tardar semanas y sin costo alguno ya que los radioaficionados lo hacían de forma voluntaria. Este sistema aun existe en todo el mundo aunque pocas personas lo conocen debido a las facilidades que ofrece el correo, el teléfono y el Internet. Estos servicios son convenientes y bastante confiables aun cuando no cuestan dinero. Las redes de radioaficionados sin embargo, en infinidad de ocasiones, especialmente durante emergencias y desastres, cuando los servicios comerciales quedan fuera de servicio o están sobrecargados tienen que hacerse cargo de las comunicaciones. Cuando los demás servicios están fuera, la radioafición se hace cargo de este vital servicio. Hoy día muchos radioaficionados están activos sirviendo a organizaciones de emergencia en toda la nación en casos de desastres naturales o emergencias civiles.
La mayor parte de las comunicaciones de día a día entre radioaficionados no son de naturaleza seria como son las de emergencia y desastres. El manejo de tráfico rutinario es la forma de ocupar algún tiempo del día en la radio. Algunos instalan equipos repetidores en áreas estratégicas con el propósito de extender el alcance de las comunicaciones a sitios remotos usando pequeños radios portátiles de poca potencia. Aprender a construir radios, transmisores y fuentes de poder que son efectivos en casos críticos, la experiencia para poder seleccionar frecuencias de acuerdo con las condiciones de propagación atmosférica son parte de la radioafición. Los radioaficionados aprenden a operar en ambientes de tensión durante emergencias, a pasar un buen rato comunicando con amigos y parientes en lugares lejanos y a “cazar” estaciones raras que operan desde lugares inhóspitos durante expediciones y concursos.

El interés en comunicaciones a larga distancia (DX)

Desde la invención de las comunicaciones por radio por Guglielmo Marconi en el 1894, Los Radioaficionados siempre han estado interesados en extender los límites en el arte de las comunicaciones. Desde sus comienzos los radioaficionados han buscado la forma de llegar más lejos en sus contactos con otras estaciones. El mismo Marconi estableció varios récords durante los primeros días de la radio, tratando de mejorar el alcance de las transmisiones y la recepción de señales por sus equipos. Hoy los radioaficionados usan las frecuencias altas (HF) para comunicar con estaciones alrededor del mundo. En ocasiones usan las frecuencias más altas y ultra-altas (VHF/UHF) para establecer contactos con otras estaciones mediante rebotes en la luna o a través de satélites que ellos mismos construyen.

“DX” es la abreviatura de “distancia” y se usa por operadores del código Morse por más de un siglo. Un “DXer” es un radioaficionado que intenta contactos con estaciones localizadas a distancia muchas veces en lugares exóticos. Los DXers al igual que muchos otros radioaficionados usan el código Morse para comunicar. Lo hacen porque este modo usa poco espacio en el espectro y es capaz de llegar muy lejos con poca potencia en comparación con otros modos de transmisión. En muchas ocasiones el uso de la telegrafía (Código Morse) en vez de la voz puede ser la diferencia entre lograr un contacto lejano y no lograrlo. Hay otros factores que también contribuyen, incluyendo las condiciones de propagación, el tipo y dirección de la antena, el diseño del equipo que se usa y muchos otros. Los DXers se conocen porque ponen un esfuerzo extra para mejorar la oportunidad de “trabajar” las estaciones difíciles.

Para el DXer, la naturaleza o el contenido de los comunicados no es lo importante, es la habilidad de sostener comunicaciones en ambas direcciones lo que les interesa. Muchos de los contactos se logran con extrema dificultad o en condiciones adversas que retan la habilidad del radioaficionado hasta los extremos. Puede ser una estación a 1500 millas de distancia o una estación rara en el Caribe que solamente se puede escuchar en condiciones de propagación muy raras. Puede que sea una estación en una expedición en un pequeño islote en el Pacífico o en el Océano Indico. O tal vez un contacto por medio de rebote en la Luna.

De muchas maneras, los operadores de larga distancia (DXers) ayudan a desarrollar el arte de las comunicaciones entendiendo el comportamiento de las ondas de radio y la propagación. Estudian la relación entre las condiciones solares y la propagación de las señales. Fueron los radioaficionados los que los primeros en tratar de comunicarse aprovechando los rebotes en la Luna y las ventajas cuando se acercan meteoros a la Tierra. Los DXers en muchas ocasiones han suministrado conocimientos para el diseño de antenas, programas computadorizados de diseño para las mismas, nuevos métodos para el procesamiento de señales y muchos otros aspectos en las comunicaciones por radio que son vitales para las comunicaciones de DX.

Los DXers gustan de coleccionar tarjetas de confirmación (QSLs) de otros radioaficionados. Estas tarjetas son un medio para confirmar por escrito los contactos con otras estaciones de radioaficionados. Pídale a un DXer que le muestre sus QSLs y seguramente se asombrará al ver tarjetas de todo el mundo–de islas exóticas, regiones en el ártico y muchos lugares de los que usted nunca ha oído hablar o tal vez quisiera visitar algún día.

El interés en… ¿Porqué? y ¿Cómo?

Los primeros radioaficionados tuvieron que fabricar sus equipos usando probablemente piezas y componentes que obtenían poco a poco según se lo permitía su presupuesto. Hoy usted puede comprar equipos en tiendas dedicadas a este ramo, aunque todavía hay muchos radioaficionados que se deleitan fabricando aparatos, escribiendo programas para computadoras, modificando radios y diseñando y fabricando antenas: en otras palabras, experimentando.

El “Servicio de Radioaficionados”, es de hecho, el único servicio en la nación donde se le permite a los operadores con licencia a fabricar, modificar y experimentar con sus equipos.

La mayor parte de los radioaficionados no se confrontan con la necesidad de fabricar equipos ya que hay una gran cantidad de compañías que fabrican y venden equipos especialmente diseñados para uso en las bandas de radioaficionados. Eso no quiere decir que no hay buenas oportunidades para diseñar, fabricar y modificar equipos.

Un área donde los radioaficionados se destacan es el diseño y construcción de antenas. Prácticamente en cada revista técnica que se publica hay una variedad de artículos dedicados a nuevas antenas diseñadas por radioaficionados. El radioaficionado experimentador es un constructor que le encanta la radio y goza haciendo que los aparatos que necesita. Disfruta el reto y el éxito de diseñar y hacer que los equipos funcionen.

 Un “hobby” para todos

Como puede ver, el Servicio de Radioaficionados envuelve una amplia gama de intereses y actividades. Los arriba descritos son tres ramas de interés o tradiciones, a mi manera de ver representan la herencia de la Radioafición de muchos años, no son exclusivamente una representación de la radioafición. Las nuevas tecnologías han hecho posible infinidad de nuevos modos para comunicarse. Entre ellos las comunicaciones digitales mediante computadoras, la televisión y la transmisión de imágenes a larga distancia son algunos de los nuevos horizontes de la radioafición.

El Servicio de Radioaficionados es el portal hacía un excitante nuevo mundo. Es un pasatiempo que le durará toda la vida y seguramente usted continuará encontrando nuevos y extraños horizontes donde ocupar su tiempo libre. No requiere grandes inversiones de dinero para comenzar. Hay suficiente espacio para satisfacer todos los gustos y variedad de actividades interesantes. Pronto se encontrará explorando el extraño mundo de las comunicaciones.

Como comenzar…

Existen cerca de 3000 radioaficionados en Puerto Rico. Usted se puede poner en contacto con un club local o unirse a un grupo de principiantes que comienzan. Usted puede estudiar en la comodidad de su hogar usando los materiales de estudio que ofrece el grupo de examinadores del ARRL/VEC de Puerto Rico y auspician varios clubes de la Isla. Únase al interesante mundo de las comunicaciones, No hay limitaciones de edad, sexo o nacionalidad. Pronto se encontrara viajando por todo el mundo desde una cómoda silla frente a su propia estación en su hogar.

Los exámenes…

Para obtener su licencia, la Comisión Federal de Comunicaciones requiere que usted demuestre el conocimiento de las Reglas, la teoría básica de electrónica y los requisitos que aplican al “Servicio de Radioaficionados” de acuerdo con la clase de licencia que solicita. Usted debe aprobar un examen escrito especialmente preparado de acuerdo con el tipo de licencia que usted solicita. Estos exámenes son ofrecidos por radioaficionados acreditados como “Examinadores Voluntarios” (VEs). La Comisión Federal de Comunicaciones expedirá una licencia, libre de costo (hay un costo de tramite) a todo aquel candidato que apruebe los exámenes correspondientes.

Recientemente la FCC reestructuró el sistema de licencias con el propósito de ponerlas a tono con el siglo 21. El nuevo programa incluye tres clases de licencias a saber, “Technician”, “General” y “Amateur Extra”. Cada una de ellas le ofrece distintos privilegios.

Existen tres exámenes que se conocen como los Elementos  2, 3 y 4.
Ya no se requiere un examen de telegrafía para obtener cualquiera de las licencias disponibles.

TECHNICIAN – Elemento 2.

Examen escrito que consta de 35 preguntas escogidas al azar de entre un banco predeterminado de 426 preguntas. Incluye temas tales como reglamentación de la FCC, conocimientos básicos de electrónica simple y procedimientos. Usted deberá contestar correctamente por lo menos 26 de las 35 preguntas para aprobar el examen.

GENERAL – Elemento 3.

Examen escrito que consta de 35 preguntas escogidas al azar de entre un banco predeterminado de 463 preguntas. Incluye temas similares al Elemento 2 pero en más detalle además de información sobre propagación prácticas de operación.  Usted deberá contestar correctamente por lo menos 26 de las 35 preguntas para aprobar el examen.

AMATEUR EXTRA – Elemento 4.

Examen escrito que consta de 50 preguntas escogidas al azar de entre un banco predeterminado de 713 preguntas. Este examen le acredita para obtener la licencia de más privilegios que ofrece la FCC. Además de los temas anteriores entra con más detalle en los principios de electricidad, circuitos y componentes, señales y emisiones, prácticas deseguridad y procedimientos administrativos. Usted deberá contestar correctamente por lo menos 37 de las 50 preguntas para aprobar el examen.

Todas las preguntas son para escoger una contestación de posibles cuatro que se ofrecen.

Ejemplo: 1. Puerto Rico es:
(A) Un continente
(B) Un hemisferio
(C) Una isla
(D) Ninguna de las anteriores

Ejemplo 2. Existen tres (3) clases de licencia como sigue:
(A) “Novice”,  “Technician” y “Extra”
(B) “Technician”, “General” y “Amateur Extra”
(C) “Amateur Extra” , “Advanced” y “Technician”
(D) “Technician”, Technician PLUS” y Amareur Extra”

Información…

Los libros de estudio hacen fácil estudiar en su propia residencia aunque algunos clubes ofrecen clases preparatorias esporádicamente.  Existen libros en inglés y español que contienen la teoría básica y las preguntas que usted debe estudiar para prepararse.

También podrá medir su preparación tomando exámenes de práctica que ofrecemos en el Internet. Para más detalles oprima aquí.

Los exámenes se ofrecen mensualmente en la Universidad Interamericana de Puerto Rico, Recinto METROPOLITANO, y en distintos pueblos de la isla por acuerdo con grupos interesados. Los exámenes son completamente gratis (excepto por un cargo de $15. por gastos administrativos y de tramite que impone la FCC.). El costo de trámites puede variar cada año. Para más detalles oprima aquí.