¿Quieres pertenecer al PRARL?

 ¿Cómo se logra pertenecer al PRARL?
La Liga Puertorriqueña de Radioaficionados (“Puerto Rico Amateur Radio League”) conocida como “LA LIGA” o el “PRARL” es una organización que alberga radioaficionados de todas partes. Fue fundada en 1988 e inscrita en el Departamento de Estado de Puerto Rico como una sociedad sin fines de lucro. Está afiliada al American Radio Relay League (ARRL), como un “Special Service Club” desde el 1989. Sus objetivos principales son, 

Sus objetivos principales son, servir a los radioaficionados, fomentar la unión fraternal, promover el desarrollo y educación de personas interesadas en obtener una licencia de radioaficionado de la Comisión Federal de Comunicaciones, brindar las comunicaciones de emergencia que fuesen requeridas en casos de emergencias y desastres y asegurar la continuidad de la radioafición para promover las buenas relaciones internacionales.

Para asegurar que “LA LIGA” se mantiene como un cuerpo unido en busca de sus objetivos, la matrícula es voluntaria y por invitación. Los socios activos tienen el privilegio de invitar a aquellos radioaficionados que ellos crean que tienen las cualidades necesarias para mantener a la organización funcionando dentro de las normas y objetivos para los que se fundó. Siempre manteniendo en alto la radioafición.

El concepto de afiliación por invitación es muy popular entre organizaciones de radioaficionados, organizaciones cívicas,  deportivas, logias y otras organizaciones en los Estados Unidos y el mundo entero. El PRARL, al ser fundado hace varias decadas optó por éste método debido a que en ese momento en la historia había un descontento entre los socios de los distintos clubes en la isla y todos estaban inclinados en desafiliarse de sus respectivos clubes y unirse a la nueva “Liga Puertorriqueña de Radioadficinados”. Por esa razón los fundadores del PRARL, muy sabiamente,  optaron por usar el método de invitación. De haberse mantenido una membresía “abierta”, el resultado hubiera sido caótico debido a que posiblemente todos clubes existentes hubiesen desaparecido.

La Liga Puertorriqueña de Radioaficionados recibe en su matrícula a invitados sin distinción de raza,  credo, edad, sexo, composición social o económica. Sólo se requiere que el nuevo candidato sea invitado por un socio “bona-fide” de la LIGA y que posea una licencia de radioaficionado o tenga un interés genuino en convertirse en radioaficionado.
Cada nuevo socio deberá estar conciente de sus obligaciones dentro de la organización y deberá regirse por el Código de Etica que resume en parte lo que es ser un buen radioaficionado. Este requisito trae una gran satisfacción y orgullo a todos sus socios. Descubre nuevas dimenciones y aumenta su espíritu de compañerismo. Pertenecer a “LA LIGA” implica un verdadero compromiso de servicio.

Un nuevo socio nunca olvidará que sus compañeros lo escogieron porque creyeron que representaría bien a la radioafición ante la comunidad y ante el mundo. Ser socio es una aventura llena de descubrimientos, un viaje al mundo de las comunicaciones, un reto al cumplimiento de las leyes y reglas de la sociedad y de la Comisión Federal de Comunicaciones. En fin, es un orgullo para aquellos que lo logran.