Regresar a lo Básico

Después de algunos años lejos de los radios me surgió la situación de contar con mucho tiempo libre nuevamente y de necesitar ocupar tanto tiempo libre. Mi esposa me sugirió que retomara mi viejo pasatiempo del que le había hablado en algún momento. Le tome la palabra y empecé a investigar sobre que equipos comprar. Esta demás decir que saque de su caja todos mis viejos equipos y me lleve la mala suerte de que la humedad hizo daños en mi radio. Pues no quedó otro remedio que investigar sobre los nuevos equipos disponibles y tomar la decisión de comprar uno nuevo o usado. Tuve que ponerme a investigar en internet y leer un poco sobre las recomendaciones de los colegas para invertir en equipo. Haciendo esto encontré varios artículos al respecto. Y aquí les dejo saber lo que encontré y mi opinión al respecto.

Lo primero sobre el radio es, ¿qué funciones necesitas?, hoy en día hay cada vez más funciones en los radios, filtros, capacidad de memoria, entre otras. Busca lo que realmente necesitas no te dejes llevar por lo bonito de la parte de afuera, de los muchos botones que tiene o quizás de la cantidad de menús que tiene el radio para programar. Piénsalo, ¿realmente necesitas todo eso? Algunos colegas cuentan a través del internet, en foros y en los reflectores además de sus artículos como después de un tiempo no recuerdan como programar sus radios o como cambiar ciertas cosas, y exponen que nunca usaron tal o cual cosa en sus “mega -asombro$o$” radios. Necesitamos aprender a resistir la tentación de dejarnos llevar por un diseño exterior o una lista de “features” lindos, ya que no todas esas lindas funciones son necesarias y la experiencia de muchos dicen que pueden ser trampas.

Una vez decidido que equipo te gusta, y que has investigado sobre ese equipo, habla con otros usuarios de ese equipo. En internet hay muchos grupos de discusión para cada marca y modelo de radio y otros equipos como “tuners”, antenas entre otros. Busca en el internet o con colegas el manual del usuario. Estudia el contenido de este, verifica con otros su opinión, te recomiendo verificar como se puede reparar en caso de daño, no importa si es nuevo o usado. Siempre es bueno precaver que pudiera pasar. Es equipo electrónico y muchas veces no sabemos cuándo va a fallar. Así minimizamos las sorpresas.

Si decides comprar un equipo nuevo para tu estación, busca un “dealer” de confianza de la misma forma que investigaste para escoger el equipo busca también referencias entre amigos y en el internet. Busca el mejor precio en el mercado, pero que también puedan contestar preguntas sobre el producto. Asegúrate de que el “dealer” acepte devoluciones en un periodo razonable de tiempo. Recuerda que el “dealer” es el intermediario entre el manufacturero y tú, por lo menos por el periodo de garantía. Si tienes suerte es posible que ese “dealer” tenga servicio para reparar equipos en el caso de que llegues a necesitarlo. Muchos “dealers” operan con márgenes de ganancia muy limitados. No esperes que te ayuden con situaciones particulares de tu estación especialmente si no están relacionados directamente con el equipo. Si decides regresar tu compra, no te molestes porque el “dealer” te haga un cargo por devolverlo. Míralo desde este punto de vista, cuando aceptan tu devolución ellos tiene una perdida porque ese equipo se revenderá como usado, recuerda tú lo usaste, poco tiempo pero lo usaste. El cargo por devolución ayuda a los “dealers” a recuperar un poco ese margen de ganancia mientras te mantienen feliz.

Si decides comprar un equipo usado algunos recomiendan evitar grandes inversiones en este tipo de equipo. Algunos explican que la excepción a eso pueden ser los “dealers” con buena reputación y que mantienen una garantía de al menos 60 días. Según la opinión de muchos 60 días es tiempo suficiente para poder probar y que aparezcan problemas con ese equipo usado. Por supuesto si eres un genio arreglando equipo electrónico o tienes algún amigo que lo sea, no tendrás problemas con comprar equipo usado y tomar el riesgo. Si eres un principiante o no tienes el conocimiento profundo para repararlos el comprar equipos en un “hamfest” o de alguna persona privada sin garantía, es un riesgo. Los radioaficionados tenemos una gran reputación siendo honestos con equipos de segunda mano, pero como toda regla tiene sus excepciones. Una minoría podría decir que el equipo está “trabajando bien” , pero más tarde podrías descubrir que estaban exagerando y acabes tirando a la basura un equipo que repararlo costaría más que uno nuevo o comprar otro usado o invertir largas horas reparándolo. Muchos radioaficionados venden equipos en excelentes condiciones por diferentes razones. En ocasiones el equipo está en un precio y condiciones fantásticas. En otro no vale la pena el disgusto. Si encuentras un equipo en un precio demasiado bajo para creerlo posiblemente sea algo extraño. Personalmente tuve problemas con esa situación. Así que recomiendo comprar de personas de confianza y no dejarse llevar por súper ofertas. Estas súper ofertas pueden resultar mucho más costosas de lo que uno puede imaginar.

Hable acerca de los radios pero todos sabemos que si lo que tenemos dentro de la estación es importante lo que va afuera es igual de importante. Hablemos acerca de las antenas. Como lo he mencionado antes es importante el “feedback” que podemos recibir de nuestros amigos y colegas. En mi investigación encontré y muchos me apoyan en que no hay una antena multiusos perfecta. En mi caso determiné cuales pensaba que iban a ser mis necesidades, que frecuencias pretendía, usar el espacio que tengo disponible para esa o esas antenas. Para HF muchos están de acuerdo en que los dipolos en alambre es lo mejor además de ser sencillo y económico. Yo tome la siguiente idea y la aplique a mi caso. Tome 2 alambres y lo lleve a el largo más extenso posible, el centro lo alimentas con “ladder line” de 450 ohmios, se compra un buen “antenna tuner” con una salida balanceada y a trasmitir. Se calcula que con aproximadamente 130 pies (39.624 metros) se puede usar en casi cualquier banda de HF. Recomienda “ladder line” por ser de perdida baja en HF, aun cuando el SWR es algo alto. Esta ventaja permite trabajar la antenna en cada banda sin importar las condiciones del SWR si se tiene un “antenna tuner” decente. Recuerda que el “antenna tuner” no sintoniza la antenna literalmente. Simplemente “ajusta” la impedancia del radio y la de la antenna.

Trata de instalar el dipolo lo más alto posible. Si es un dipolo horizontal y está cerca de la tierra las señales irán al cielo en un ángulo exagerado. Bueno en general, un ángulo de radiación muy alto no es muy bueno para comunicaciones de larga distancia, pero no te preocupes mucho solo pon el dipolo lo más alto posible y podrás hacer muchos contactos. Sin duda nos dejamos impresionar por las torres altas y el brillo del aluminio de algunos sistemas. Si es cierto que son de alto rendimiento, no se necesita esos montajes caros para hacer un poco de radio. Empieza simple y sueña con esos montajes grandes para el futuro. Después de estar en el aire con tu antena básica tendrás un montón de recomendaciones para tu estación ideal. Cada radioaficionado tiene su favorita. Veras que el tema de las antenas te permitirá comenzar conversaciones. Solo pregunta: ¿Cuál es tu antena favorita y porque? Las contestaciones serán ilimitadas.

En el área de VHF/UHF el escoger una antena puede ser mucho más sencillo. Insisto, es importante para que queremos usar la antenna, el “feedback” que podemos recibir de nuestros amigos y colegas y después los catálogos. Si solo te interesa voz en FM pues podrías ver las antenas verticales, como un simple “ground plane” de ¼ de onda. Hay para escoger desde la omnidireccional, es decir para cualquier dirección o las direccionales, las que se fijan en una dirección particular. En las antenas direccionales hay la necesidad de un rotor, eso quiere decir que representa costos adicionales. Si pretendes operar en SSB o CW invertir en una antena horizontal direccional sería más adecuado. En lo que se refiere a direccionales mucha gente dice que la regla es mientras más grande mejor y yo estoy de acuerdo. Las antenas para VHF/UHF son fáciles de instalar. Normalmente son livianas lo que permite usar los mismos materiales de instalación para antenas de TV. Instala la antenna lo más alto, pero que sea seguro, que puedas. Usa cable de baja perdida de alta calidad. Si tienes la oportunidad consulta a otro radioaficionado veterano, este te puede ayudar con orejitas para evitar dolores de cabeza y hasta un par de manos adicionales para la instalación.

Hay mucho que aprender, por supuesto, pero eso vendrá con el tiempo. Ahora tú y yo tenemos como prioridad tener una estación básica corriendo. Con una instalación básica podrás hacer muchos contactos y tomar tu tiempo para aprender y planear tus mejoras a la estación. Si sigues estos pasos y buscas la opinión de otros estarás en camino a tener la estación de tus sueños. Recuerda se aprende poco a poco. Hoy tu y yo comenzamos, en el futuro otros comenzarán y estaremos para ayudar.