Microsatélites de orbita lunar con cargas útiles de radioaficionados utilizarán el sub-modo WSJT JT4G

La misión Chang’e 4 de lanzamiento gemelo de China al otro lado de la luna colocará un par de microsatélites en órbita lunar “para probar la radioastronomía de baja frecuencia y la interferometría basada en el espacio”. Se espera que los dos satélites, DSLWP-A1 y DSLWP-A2 (DSLWP = Discovering the Sky at Longest Wavelengths Pathfinder) se lancen en junio. Llevarán cargas útiles de radioaficionados y educativas, pero no un transpondedor.

Equipados con antenas y receptores de baja frecuencia, los objetivos astronómicos de las dos naves espaciales serán observar el cielo en el extremo inferior del espectro electromagnético – de 1 MHz a 30 MHz – con el fin de aprender sobre los fenómenos energéticos de fuentes celestes. Usarán la luna para protegerlos de las emisiones de radio de la Tierra.

Desarrollado por estudiantes del Harbin Institute of Technology (BY2HIT), la carga útil de radioaficionado a bordo del DSLWP-A1 proporcionará un enlace ascendente ((uplink) de telemando y un enlace descendente (downlink) de telemetría/imagen digital. El protocolo de telecomando abierto está diseñado para permitir a los radioaficionados enviar comandos para tomar y descargar imágenes. Los enlaces descendentes (downlink) DSLWP-A1 son de 435.425 MHz y 436.425 MHz; los enlaces descendentes (downlink) DSLWP-A2 son de 435.400 MHz y 436.400 MHz, y utilizarán 250/500 bps GMSK utilizando 10K0F1DCN o 10K0F1DEN (10 kHz de ancho de banda de datos FM de un solo canal) con códigos concatenados o JT4G. JT4 utiliza FSK de cuatro tonos, con una velocidad de incrustación de 4,375 baudios; el submodo JT4G utiliza una separación de tonos de 315 Hz y un ancho de banda total de 1260 Hz.

Hu Chaoran, BG2CRY (foto de Wei Mingchuan, BG2BHC

Los microsatélites representan la primera fase de la misión Chang’e 4. Los satélites se acoplarán al paquete de relevadores Chang’e 4 y se desplegarán en órbitas lunares de 200 × 9.000 kilómetros. La misión consiste en colocar un satélite de retransmisión en una órbita de halo para facilitar la comunicación con el módulo de aterrizaje y el rover de Chang’e 4, que serán enviados al lado opuesto de la luna en diciembre. Debido a que el lado lejano de la luna nunca se enfrenta a la Tierra, el satélite es necesario para servir como un relé Tierra-Luna. La misión Chang’e 4 será el primer intento de aterrizaje suave en el otro lado de la luna.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.