Huracan María, ¿Dejo algo bueno?

ARRL ARES Por fin pude sentarme en el escritorio, como muchos, varios días sin servicios esenciales y situación médica me han mantenido lejos del mismo. He leído varias columnas de noticias de radioafición como acostumbro hacer para traducir y publicar en español, tanto en este portal, en mi página personal (www.np3ir.com) y donde se me dé la posibilidad de llevar información de la radioafición.

Estuve leyendo sobre la situación de pedido de la ARRL sobre voluntarios que vinieran a Puerto Rico para ayudar en las comunicaciones y las críticas que esto trajo, tanto a favor como en contra. Por supuesto hoy día me motivan a escribir las negativas. Algunos hablaron del que programa de la ARRL en Puerto Rico no existe. Los comentarios alrededor de esto me aterran, si es cierto que el programa desapareció para antes del 1996, año en que pase mi primer examen de radioaficionado.

Si, digo que desapareció porque no me constan esfuerzos por revitalizar el programa hasta hace unos pocos años atrás. El programa ARES de la ARRL estuvo en una nevera antes de ese tiempo y luego que “desapareciera” antes del 1996, aun cuando se habla de un grupo en Hugo, entiéndase en 1989, con equipos trabajando en conjunto con la desaparecida Defensa Civil. ¿Alguien recuerda Georges, 1999? ¿Qué paso con los radioaficionados en ese momento? No recuerdo que existiera ARES. ¿Me equivoco? Recuerdo un buen grupo de radioaficionados de diferentes grupos usando el repetidor en cerro La Santa, el 145.410, que en aquel entonces estaba coordinado con el indicativo de KP4GN, recuerdo todo el tráfico que se movió, pero mi punto, ¿era ARES? No lo creo. Muchos hoy día critican que no existe ARES que no hubo radioaficionados de Puerto Rico en el aire después del evento. Le digo a esos que su crítica es falsa. Los radioaficionados puertorriqueños estuvieron allí aun cuando perdieron. Muchos dirán: “hubo 5 gatos”. ¿Dónde estuvo usted? ¿Ayudo a alguien?

Continuó con ARES. ARES desapareció. ¿La dirección de la Sección del ARRL en Puerto Rico dejo que muriera? Por supuesto que sí. ¿A propósito? No lo creo. ¿Qué me expliquen que sucedió en ese periodo de tiempo? Como cambio el enfoque de la radioafición en muchos aspectos se dejó de enfocar en los 2 puntos más importantes para nuestro pasatiempo, la educación y la promoción del mismo. Como es posible que algunos pretendan que haya un grupo de ARES, sin que se eduque sobre el mismo. Los instructores, como yo, solo tocamos superficialmente el tema en una clase, en el examen apenas hay 2 o 3 preguntas al respecto. Pregúntele a cualquier radioaficionado sobre ARES, sorpréndase sobre la respuesta. Entonces el actual Section Manager, toma la iniciativa de nombrar a alguien, para que continúe con los esfuerzos anteriores para darle algo más de forma, que en los pasados años. Esa persona comienza con su iniciativa, sea buena o mala según su opinión, la mía es que al menos se trató de hacer algo. El huracán María sorprende en medio del proceso. ¿Qué hacemos? Pues hacemos lo mejor que se puede con los recursos que están. Ahora se critica, muchos van a buscar culpables. ¿Quieres un culpable? Mírate en el espejo, allí está tu culpable. ¿Te preparaste para un huracán? ¿Te preparaste en un ejercicio de emergencia? ¿Pediste a tu club o grupo, entrenamiento en emergencias? ¿Te ofreciste a dar entrenamiento para tu club o grupo? ¿Tu club o grupo te escucho o te hiciste escuchar?

Criticamos a otros sin ver el esfuerzo o sin saber que se hizo para mejorar. Tu grupo o club te va a dar lo que le pidas, pides fiesta y relajo eso te van a dar, no exiges nada, te va a dar eso, nada. ¿Eres parte del problema o de la solución? Dice una historia popular que, si le das pescado a un hombre, lo alimentas 1 vez, si le enseñas a pescar lo alimentarás toda la vida. ¿Quieres el pescado una vez o quieres estar alimentado toda la vida? Cuando hago la introducción del curso para el curso de la primera licencia de radioaficionado, le digo a los estudiantes, “usted ya es un radioaficionado, mostró interés por la radio, ahora le toca aprender sobre la radioafición y usted decide hasta dónde quiere llegar”. Lo otro que hemos olvidado es darle promoción a nuestro pasatiempo. La promoción de nuestro pasatiempo, tanto como para emergencias como la relación tan cercana con los desarrollos científicos que son parte de nuestra comunidad. Se dice que nuestro pasatiempo morirá. Claro que sí, si no le damos promoción, si no lo hacemos visible para el público en general.

Pregunte en la calle que es un KP4 y sorpréndase de la contestación. Muchos contestaran: “en mi barrio había un viejo que tenía un montón de antenas en el techo, y sabíamos que hablaba con diferentes países.” Nótese la palabra viejo, ¿alguien conoce a un radioaficionado joven? Yo conozco varios menores de 21. ¿Qué tan visibles los hacemos? Vaya a una actividad de esas en los diferentes lugares de PR cuente los menores de 30 años. ¡Tenemos que hacer que nuestro pasatiempo se haga más visible! La esencia del Field Day son las comunicaciones de emergencia y el hacerse visible. Con el pasar de los años, se ha vuelto en el buscar el mejor sitio para hacer los contactos, el mejor sitio para estar en familia, pero se nos ha olvidado hacernos visibles ante la gente que no conoce nuestro estilo de vida. Si no nos hacemos visibles el número de radioaficionados activos seguirá en bajada, nótese activos. ¿Porque junte el tema de ARES y la promoción de nuestro pasatiempo? Si no somos visibles, ¿cómo las instituciones de nuestro país nos van a abrir las puertas? ¿Como van a confiar en nosotros como medio alterno de comunicación? ¿Dejarías entrar a tu casa un extraño?

Ese extraño somos nosotros, llegamos con equipaje que no es conocido a querer instalar cosas en un espacio que no es nuestro. Con nuestras reglas, nuestros protocolos y nuestra forma de hablar. Muy altamente confundida con los servicios que no necesitan licencia como el CB o los FRS, esto sin entrar en el uso ilegal o irresponsable que se hace de los mismos. Así que es momento de darnos a conocer en los medios tradicionales, es decir radio, prensa y tv. Debemos pedir el espacio para promocionar nuestro pasatiempo. Esa promoción tiene que ir en palabras sencillas, en poder hablar con el niño y con el joven, no en el doctor, ingeniero o abogado, debe ser posible que cualquiera lo entienda. Esto nos dará como resultado gente interesada en el pasatiempo y en poder ayudar en emergencias. En que podamos pasar el tráfico de emergencia, de prioridad, el de salud y bienestar y de rutina sin depender de que radioaficionados de afuera tengan que llegar.

Por el momento no nos queda más que agradecerles a aquellos que dejaron la comodidad de su casa y su shack para venir a ayudarnos con las comunicaciones en nuestro país y prepáranos para que en el futuro podamos enfrentar situaciones como la que vivimos con el Huracán María. Los acuerdos de colaboración con las agencias e instituciones son bonitos en el papel, pero hay que llevarlos a la realidad, pregunte en Manejo de Emergencias, por un radioaficionado, aunque contamos con colegas en esa agencia como empleados de hecho muchos son radio operadores y rescatistas, pregúntele a un administrativo si conoce lo que es un radioaficionado y sorpréndase, imagínese preguntarle por ARES y sus funciones. Debemos llevar a cabo una campaña de orientación y educación como se hace para otras instituciones, para que el público entienda nuestro rol en las emergencias y podamos ayudar. Espero que podamos reflexionar sobre las oportunidades que trae para nuestro pasatiempo, este desastre que aún nos afecta a todos en Puerto Rico.

Las expresiones vertidas en este artículo no representan la opinión de la Junta Directiva del PRARL, ni de ninguna de las organizaciones a las que represento.


Héctor Morales, NP3IR Radioaficionado desde 1992, con licencia desde 1996. Instructor de ARRL y W5YI. Actual editor de ¡i-Eureka! del PRARL.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.